DATOS DE LOS CIERRESDATOS DE LOS CIERRESDATOS DE LOS CIERRESDATOS DE LOS CIERRESDATOS DE LOS CIERRES

DATOS DE LOS CIERRES

Ventajas para los fabricantes y para los consumidores:

  • Conservación del aroma, el sabor y la frescura
  • Consistencia de botella a botella
  • Sabor neutral - no afecta al gusto
  • Ausencia de sabor a corcho
  • Una amplia gama de tamaños con diseño innovador e infinidad de opciones de decoración
  • Comodidad - fácil de abrir y volver a cerrar, almacenar y transportar
  • Fácil de reciclar

Una breve historia de los cierres de aluminio

El proceso de fundición para producir aluminio se descubrió en 1886 prácticamente al mismo tiempo, aunque de maneras separadas, por Paul Héroult en Francia y Charles Martin Hall en los Estados Unidos. Alrededor del 75% del aluminio producido se encuentra todavía en uso hoy en día. (véase también www.alueurope.eu/about-aluminium/history).

Los envases de aluminio y el papel de aluminio aparecieron ya a comienzos del siglo 20. Tras la Primera Guerra Mundial, los envases de papel aluminio se volvieron cada vez más importantes en respuesta a la demanda de elección y conveniencia por parte de los consumidores, lo que llevó a cambios en las condiciones y sistemas de producción y distribución. (véase también http://www.alufoil.org/history.html)

Desde la década de 1960 los envases industriales y para el consumo se han beneficiado de la combinación única de propiedades del aluminio: es impermeable, inodoro y no tóxico. El primer cierre laminado de aluminio a prueba de robo, también conocido como ROPP, se introdujo en el mercado de bebidas espirituosas y sigue siendo el cierre favorito. Aún representa casi el 70% de todos los cierres de aluminio utilizados con bebidas alcohólicas.

El cierre de aluminio para el vino se inventó hace más de 40 años. Los primeros en utilizar tapones de aluminio en grandes cantidades fueron fabricantes de vino suizos. En 2000, los fabricantes de vino en Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda comenzaron a cambiar el corcho por los tapones de aluminio. Francia, Alemania, Italia, Chile y Argentina les siguieron en 2002.

Los cierres ROPP también se utilizan ampliamente para el agua embotellada, particularmente con gas, así como alimentos tales como los aceites de oliva, donde la integridad y la calidad del cierre es importante.

Crecimiento de la producción de cierres de aluminio

  • El cierre líder - de los 36 mil millones de botellas de bebidas alcohólicas producidas mundialmente, 25 mil millones están cerradas con tapones de aluminio - y la gran mayoría de las botellas de aceite de oliva y agua de calidad.
  • El cierre de aluminio es la opción preferida gracias a la producción “premium” de las marcas líderes y la actualización de envasado de los productores locales
  • Una creciente demanda de cierres de aluminio, especialmente en América Latina y Europa del Este introduciendo el tapón corto de plástico estándar
  • Una solución flexible y una excelente protección contra los crecientes problemas de la falsificación de licores, aceite de oliva y agua mineral premium.

Cuota de mercado global de cierres para vino

El enorme aumento en el uso de cierres de aluminio para el vino en los últimos 15 años (de 400 millones de dólares a más de 9.000 millones de unidades) corrobora el hecho de que los productores de vino de todo el mundo están cada vez más convencidos de sus ventajas:

  • Una cuota de mercado dominante en Nueva Zelanda (95%) y Australia (98%)
  • Una cuota de mercado de más del 60% en Sudáfrica y Chile
  • Un enorme crecimiento en Europa (2005-2010), especialmente en el Reino Unido (casi 60%) y en Alemania (mas de 140%)
  • Crecimiento continuo en América del Norte

Además de los 35 mil millones de tapones de aluminio que protegen las bebidas alcohólicas, varios miles de millones sellan de manera más segura el agua y el aceite de oliva en botellas de vidrio y PET en todo el mundo.