Sosteniblidad y recicladoSosteniblidad y recicladoSosteniblidad y recicladoSosteniblidad y reciclado

Sosteniblidad y reciclado

Ventajas para el medio ambiente

La reducción de residuos es un objetivo importante en todos los ámbitos de la producción y consumo de alimentos y bebidas. Para entender lo que significa "más sostenible" es importante tener una visión global de todo el proceso. Para los vinos, aceites comestibles y muchos otros alimentos líquidos, los residuos representan no sólo la pérdida de una parte, o incluso a veces el producto completo, sino también de la energía, el agua, los fertilizantes y otros materiales utilizados para fabricarlos, procesarlos y envasarlos.

En el caso del vino embotellado una evaluación independiente del ciclo de vida completo, conocida como ACV (haga clic aquí para obtener más detalles), ha demostrado que los sistemas que utilizan cierres de aluminio obtienen un mejor comportamiento ambiental y evitan el deterioro del vino. Se estima que entre el 2 y el 5% del vino embotellado se echa a perder debido al descorche. Los cierres de aluminio proporcionan una solución más sostenible, por el menor uso de recursos y energía al preservar y proteger mejor el producto y por ser recyclable.

El aluminio es un material con impresionantes cualidades de sostenibilidad. Se encuentra disponible en grandes cantidades y, gracias al reciclado, ahorra mucha energía. Alrededor del 75% del aluminio producido todavía está en uso hoy en día. Por lo tanto, la recolección y el reciclaje de tapones de aluminio ocurre de manera natural. Un mínimo de 4 a 10 cierres de aluminio que se consumen hoy en Europa ya son reciclados, ya sea por separado o junto con envases de vidrio. Esta cifra se puede mejorar fácilmente, siempre que los volúmenes de cierres de aluminio aumenten y se comunique a los consumidores instrucciones de recolección simples y claras.