Los cierres favoritos para licoresLos cierres favoritos para licoresLos cierres favoritos para licoresLos cierres favoritos para licores

Gusto y Calidad

Los cierres favoritos para licores

La producción de aguardientes fue la primera en adoptar esta solución entre las bebidas alcohólicas. Gracias al cierre de aluminio se consigue mantener el sabor neutro, algo imprescindible para los aguardientes blancos, como el vodka. Todas las marcas de espiritosos han adoptado hoy ampliamente los cierres de aluminio para evitar cualquier posible deterioro del sabor.

La fuerza y resistencia a la corrosión inherentes al aluminio garantizan un sabor sin cambios. El Whisky, el coñac y el ron añejo evolucionan sin inhibiciones . Tampoco permiten la penetración de elementos externos causada por la desintegración de los cierres tradicionales, lo que adultera su sabor.

< back