Reciclaje de cierres de aluminioReciclaje de cierres de aluminioReciclaje de cierres de aluminioReciclaje de cierres de aluminio

Sosteniblidad y reciclado

Reciclaje de cierres de aluminio

Si consideramos el reciclado de los tapones de aluminio las ventajas siguen aumentando, ya que se pueden reciclar sin pérdida de calidad alguna. Además, el reciclado del aluminio necesita un 95% menos de energía en comparación con la producción primaria, con el consiguiente ahorro en la emisión de gases de efecto invernadero. Debido al alto valor de la chatarra de aluminio, se puede compensar una parte considerable, si no la totalidad de los costes de recogida y separación. Dependiendo del sistema, la recuperación y el reciclado del aluminio es un "buen negocio".

Para entender el comportamiento medioambiental de los cierres de aluminio, es importante calcular la tasa de reciclaje al final de su vida útil. El reciclado de los cierres de aluminio en Europa se estima en torno al 45%, o incluso por encima.

Este nivel de reciclaje seguirá mejorando a medida que la industria continúe promoviendo el reciclaje de cara a las autoridades locales y el sector de gestión de residuos y consiga demuestrar que se puede mejorar la recogida, clasificación y reciclado de incluso elementos pequeños, como los cierres, gracias a proyectos e iniciativas nacionales. Dependiendo de los planes de recolección y reciclado nacionales en Europa, los cierres de aluminio se recolectan ya sea en montones de envases mixtos o junto con envases de vidrio. En algunos países, (por ejemplo, Alemania) las tasas de recogida y reciclaje superan el 85%.

Los cierres de aluminio recogidos junto con envases de vidrio (por ejemplo botellas, frascos, etc) se separan completamente del resto del vidrio durante el proceso de reciclaje. Esto es debido a los requisitos de producción en el reciclado de vidrio, así como a motivos económicos. Posteriormente, los cierres de aluminio separados entran en el proceso de reciclado de materiales de aluminio para volver a ser fusionados a fin de poder servir de nuevo para fabricar otro valioso producto de aluminio. (Fuente: Ferver, Federación europea de recicladores de vidrio)

< back