Los cierres modernos marcan la diferencia entre los vinicultoresLos cierres modernos marcan la diferencia entre los vinicultoresLos cierres modernos marcan la diferencia entre los vinicultoresLos cierres modernos marcan la diferencia entre los vinicultores

TECNOLOGÍA Y VENTAJAS ECONÓMICAS

Los cierres modernos marcan la diferencia entre los vinicultores

Entre el 2 y el 5% del vino producido en todo el mundo cada año, en torno a 100 millones de botellas acaba literalmente en el desagüe debido a la incapacidad de los cierres tradicionales para evitar que se “pique” con sabor a corcho. Gracias a los cierres de aluminio ya es posible evitar este desperdicio.

Las botellas de vino con cierres de aluminio ofrecen al consumidor un sello de confianza. Son enteramente neutrales de sabor y resistentes a los cambios ambientales. Por eso, se puede contar con ellos para conservar el sabor original y el 100% del valor del producto en todo momento.

El concepto de cierre de aluminio combina una botella de vidrio de acabado estándar conocido como BVS (una norma industrial internacional), la normativa vigente para el tamaño de la corona y el sellado, además de un revestimiento de alto nivel técnico hecho a medida para el vino.

< back